Si quieres recibir un correo cuando haya un nuevo post, escribe aquí tu mail.- CU

sábado, 9 de enero de 2016

Jod... y encima pongo la cama !!!

Hola  a todos:

Acabo de venir de tomar un vermú con un amigo mío, que es maestro y  hablando sobre como lleva la vuelta al trabajo después de la temporada que ha tenido de vacaciones, me contaba, que realmente él no se va a incorporar, porque cosas de la "suerte", este lunes no vuelve al colegio, sino que se pone a  baremar méritos para las oposiciones de este año.

Sinceramente, considero esto una mala jugada (por no decir "la gran p....") porque para una persona que disfruta con su trabajo como docente, el sustituir sus clases por unas jornadas (un mes o así) de trabajo administrativo es bastante decepcionante.

Pero bueno, dejando de lado el mal trago que para estos maestros supone el dedicarse "a valorar méritos" tampoco es tan doloroso como cuando te toca estar sentado como  "tribunal de esas oposiciones" teniendo la presión de tener que estar calificando el trabajo de unas personas (compañeros) que se están jugando mucho en un par de horas, y que de la exposición y desarrollo de lo que en su día plamaron en papel depende , en gran medida, el devenir de su futuro.


Pero  a lo que vamos, si bien esto de estar contando horas, cursos, formación.... es tedioso y aburrido y lo considero algo que te somete a menor presión que el estar formando parte de un tribunal de oposiciones, lo que realmente me saca de mis casillas es que....

... este proceso de valorar méritos, se realiza durante el curso escolar, ponen a funcionarios (maestros definitivos) a realizar esta labor y durante ese mes que dura la misma, dejan sin su maestro/-a a un buen número de niños, y cuando más pequeños son los mismos, tanto mayor es el transtorno que les puede provocar (conozco a una maestra, tutora de 3 años, que durante un mes va a ser sustituída por otra, que seguro que pese a poner la mejor de las intenciones....).

Pero bueno, pensando en voz alta..... tanta mejora de la Calidad Educativa, tanta búsqueda de la excelencia, tanta y tanta parrafada para que luego, llegado el momento, en lugar de contratar personas cualificadas para realizar esta labor y cuyo desempeño de la misma no afectaría a nadie, por ahorrarse "Cuatro Perras" desvían a unos profesionales docentes de su labor educativa para perjuicio de sus alumnos y compañeros.


Muy bien.... y luego a compararnos con Finlandia !!!!


UN SALUDO